Economía en Fuerteventura

Breve Historia de la economía de Fuerteventura

Si hay una actividad que trasciende las fronteras del tiempo en Fuerteventura esa es la ganadería. Los estudios historiográficos sitúan a los primeros pobladores de la isla, conocidos como majos, ya como dedicados ganaderos de caprino. Los majos ocuparon Fuerteventura al menos un milenio antes de que la isla fuera anexionada por la Corona de Castilla.

Se cree que los conocimientos sobre el pastoreo provenían de los bereberes, grupo étnico al que probablemente pertenecían los majos. Parece un hecho probado que esos pobladores tenían la cría de ganado como su actividad principal, y que conocían las técnicas de transformación de la leche para su conservación.

La Ganadería se vio favorecida por el medio natural de la isla y los diferentes procedimientos para la conservación y tratamiento de los productos del ganado fueron fuente de dicha cultura.

Tras la conquista, son varios los testimonios documentales que acreditan los métodos que los habitantes oriundos de Fuerteventura utilizaban para la elaboración de quesos y el tratamiento de la carne. En esencia esos procesos, junto con el tipo de ganado y las condiciones del ecosistema majorero han hecho posible que los quesos majoreros hayan llegado hasta la actualidad como productos de calidad excepcional reconocida internacionalmente.

La raza caprina originaria de Fuerteventura presenta características propias, fruto de la adaptación a un territorio agreste y a un clima seco como el de la isla. Actualmente, sus características son objeto de varios estudios científicos, para determinar definitivamente su origen y evolución. (fuente: WEB del Cabildo de Fuerteventura y del Gobierno de Canarias)

La economía de Fuerteventura en la actualidad

Fuerteventura no ha sido ajena al desarrollo económico de Canarias vinculado al turismo y al paisaje. Puede decirse que hoy en día el binomio turismo-industria agroalimentaria, con la colaboración del sector del transporte, aportan buena parte de la riqueza de la isla. (foto turística de Fuerteventura. Photostock.)

En el ámbito de la industria agroalimentaria, la cabaña ganadera de Fuerteventura ha experimentado una importante evolución en los últimos años. Se une por un lado la tradición de la ganadería caprina y sus quesos, con la de nuevas iniciativas relacionadas con la producción de carne de porcino y ovino, además de la elaboración de quesos mediante respetando la tradición, pero aportando las ventajas de la industria. Desde el sector público, se realiza una promoción constante de la producción insular mediante la divulgación de la Historia y la edición de materiales para el mejor conocimiento de las cualidades de los productos de la isla. (Panorámica de Puerto del Rosario. Photostock).

La actividad ganadera

Según los datos que maneja el Gobierno de Canarias, la cabaña ganadera de Fuerteventura cuenta con unas 137 mil cabezas de ganado, entre caprino, porcino, ovino y bovino. Destaca la cabaña de Caprino con unas 109 mil cabezas, seguida de unas 22 mil de ovino, más de cinco mil de porcino y unas 200 de bovino. No obstante, estos datos hay que analizarlos con cautela, ya que la evolución del censo ganadero es constante y, en los últimos años, se aprecia un crecimiento importante en subsectores como el porcino, donde Fuerteventura cuenta, en la actualidad, con la mayor granja de producción de Canarias, abasteciendo desde ella al resto del Archipiélago. (Fuente: Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias e Istac) (foto de cabras de Fuerteventura)